Aprender del tarot – Arcanos cinco

Ya estamos casi, en la mitad de este mini curso de tarot, que espero lo esteis disfrutando, con que sea la mitad de lo que yo lo disfruto haciendolo,me doy por satisfecha. 

Hoy nos toca hablar de los cinco. Cómo son estos personajes, y que nos dicen?

Los cinco: los arcanos de hoy que nos invitan a la acción.

 

Si hacemos un breve resumen del principio, dejamos atrás el uno y la individualidad, el dos, el no estar solo, de recibir más ayuda con el tres y después la consolidación del cuatro (yo en realidad el cuatro lo veo como un encierro, pero es una percepción mía, la frase de estoy encerrada entre cuatro paredes…)

El 5 hace ya más una referencia al humano, es un número de sabiduría, de saber mirar hacia arriba.

Según la numerología es el cambio que permite el movimiento, venimos de la pausa del cuatro y vamos al movimiento del cinco, pero vamos a ver cómo se mueven estos cinco.

ARCANOS MAYORES:

Arcano V – El SUMO SACERDOTE

 

 

Con el Emperador (Arcano cuatro) tenemos organizadas las necesidades básicas, pero necesitamos algo que esté por encima, como dije anteriormente, mirar hacia arriba, mirar hacia el todo. Entonces ahí necesitamos a alguien con más experiencia, con más sabiduría y ahí esta el sumo sacerdote, en algunos tarots se le llama el Hierofante, (del griego “que hace aparecer lo sagrado”).

Este Arcano puede ser un modelo de vida, adopta espiritualidad a nuestros actos, de alguna manera nos indica lo que puede estar bien, lo que puede estar mal. Es un aporte moral, ético.

Como interpretación se puede decir que es una carta que nos hace mirar hacia dentro, nos hace comprender y hallar un sentido a las cosas, es una búsqueda

Cuando veo esa carta, significa que hay que pedir ayuda, a un confesor, a un amigo o ve a un psicoanalista, un terapeuta, alguien que de cierta manera tenga un conocimiento superior al nuestro. También habla que ese conocimiento nos hace sentir liberados.

Si por ejemplo me preguntan por un examen y me sale esta carta, diría que hace falta un poquito más “hincar los codos para intentar salir adelante”, o sea, ponerse a estudiar, o buscar un profesor particular.

El otro ARCANO MAYOR es es diametralmente opuesto, el ARCANO XV EL DIABLO

 

Ya hemos dado toda una vuelta y el diablo nos hace ver que no todas las cosas son como nosotros queremos, que hay riesgos de los cuales el sumo sacerdote nos advirtió y no hicimos caso.

Ya sabemos aquel viejo refrán que dice que la letra con sangre entra ¿No lo aprendimos con el Sumo Sacerdote? Pues aquí tenemos al Diablo y ahora vamos a aprender lo que es bueno.

También el Diablo habla de los sentimientos bloqueados o reprimidos, que una vez que se eliminen pueden ser muy positivos. Puede hablar de la rabia, de la envidia, también habla de sexo.

De alguna manera hay veces que también nos tenemos que enfrentar a la parte oscura de una situación o de nosotros mismos. Es una carta que habla de una confrontación que no es agradable, pero que una vez que se rompen esas cadenas que están tan claras en la carta, nos vamos a sentir totalmente liberados.

Personalmente no la veo como una mala carta, es una carta que habla de que hay que tener una acción.

ARCANOS MENORES:

LOS CINCO

Cinco de copas

Si vemos esa carta, vemos a una persona en una actitud de derrota, mirando hacia la izquierda (para mí el pasado), y a su alrededor las cinco copas, tres de ellas caídas, solo dos están de pie, a la derecha de la imagen.

Este arcano de lo que habla es de se ha perdido algo, es un cambio que causa tristeza, que causa pesar, se lamenta esa pérdida. Aún hay dos copas en pie por lo que todavía tiene algo esta situación por la que estamos preguntando que, aunque no sea fácil, si se hace un cambio, todavía tenemos herramientas y si entendemos lo que hicimos mal, el pasado esta para eso nada más, de experiencia y aprendizaje, podemos superar ese inconveniente que se está viviendo en este momento.

Cinco de bastos.

Es una carta que vemos a cinco personas luchando, a, recordemos que estamos hablando de los arcanos menores y que tenemos de referencia a los dos mayores: El Sumo Sacerdote y el Diablo, y sus luchas.

Luchas que muchas veces son internas entre nosotros mismos y otras veces son luchas por no tener en cuenta el punto de vista de los demás.

Habla del no conformarse, del quiero más, muchas veces ni sabemos lo que queremos y ni mucho menos sabemos cómo lograrlo porque una vez que logramos eso que creemos querer, seguimos queriendo más, haciendo de esa historia el cuento de nunca acabar y evidentemente esto no nos hace felices.

En resumen, habla de una vida diaria agitada, de cosas que pueden ser irritantes.

En una relación puede hablar de luchas, y son luchas que no entendemos, ni sabemos cómo ni porque empezó.

Lo importante es que ninguno de estos obstáculos son insalvables, solo que hay que saber que todavía se puede arreglar que se pueden superar los obstáculos.

 

Cinco de espadas.

Aquí se ve a un hombre victorioso, con dos espadas en lo alto, una en la mano, y dos caídas, hay claramente dos perdedores de la contienda a la izquierda, o sea el pasado y esto habla de que alguien ha ganado, pero quizá esta persona no ha ganado limpiamente.

Habla de una derrota en la que nos han podido hacer trampas, se pueden haber aprovechado de nosotros.

De alguna manera ha ganado el egoísmo, ha ganado el diablo. Hay que enfrentarse a esta situación, ya seamos los que hemos ganado haciendo trampas o los que hemos perdido. Enfrentarse a esta situación y tratar de mejorarla.

De alguna manera esta carta nos hace reflexionar sobre las limitaciones que tenemos, vamos a ver lo que tengo y como puedo seguir para no seguir cayendo en hacer trampas o que me sigan haciendo trampas.

Cinco de oros.

Esta carta habla claramente de temas económicos, pero como he dicho siempre también se puede utilizar en otras predicciones.

Habla de dificultades, tanto materiales como de otra índole. También nos advierte que no hay que perder de vista lo que realmente importa.

Es una carta triste, son dos personas mendigas, uno de ellos además herido; esto nos indica que se ha hecho un gran esfuerzo para controlar lo que teníamos, que ya estamos cansados, no podemos más y de alguna manera estamos a punto de rendirnos porque no vemos la luz.

Sin embargo, en esta carta, están esas cinco monedas formando un vitraux de una iglesia. Estas personas que están desvalidas, a la intemperie no ven esa luz de ese sitio, que en este caso es una iglesia, donde se pueden refugiar.

Por todo esto este arcano habla que se ha perdido la esperanza, y de que sobran los problemas.

Sea cual sea la pregunta que teneos que responder, si sale este arcano, teneos que dejar de lamentarnos, y ver exactamente dónde están las soluciones, no ser tan obcecados y abrir un poquito la mente.

Loa Arcanos de hoy, como todos, son para reflexionar y eso es lo que os invito a hacer. Sacar una carta y ver que nos dice.

Cómo siempre espero que os haya aclarado más sobre este mundo que son las cartas del tarot, si tenéis alguna duda o comentario, me encantaría que me escribieseis.

Que tengáis un buen lunes y hasta la semana próxima que ya hablaremos de las predicciones para el mes de abril que viene con buenas noticias.

PD. Mañana martes 22 de marzo, en mi canal de Instagram y en Facebook, grabaré como siempre un video explicando estos Arcanos.

2 PD: no olvidéis que aún podéis entrar en el sorteo de Primavera de una Carta Natal o una Revolución Solar. Las condiciones es ser seguidor/a en mi canal de Instagram (@virginialuquetarot), darle like a la publicación e invitar a un amig@, mucha suerte!!

Que paséis una buena semana, y ya sabéis “hay dos destinos, y no está en tus manos”

VirginiA