Explicando el tarot

 

Hola!, ya estamos llegando al final, hoy os toca hablar del Arcano IX, y ya no hablo del final de este primer acercamiento al tarot, que también, sino al final de u recorrido, del recorrido del Loco.

Después de este IX, ya sabemos que viene el X. Un X que se forma con el 1 + 0 que es el 1,y esto nos hace volver al comienzo, a dónde todo empezó.

Con esto lo que quiero decir es el que IX, recopila toda la experiencia de los Arcanos anteriores (de los que ya hemos hablado), y nos indica que estamos al final de una etapa.

De hecho, una nueva etapa que no es el fin si no que marca un nuevo comienzo.

Quizás aquí se entienda mejor cuándo hablé de que al Arcano El Loco, se le puede poner como el Arcano 0, o como el 22. En el primer caso es porque hay que estar loco para empezar el camino o como el arcano 22, hay que estar loco para volver a recorrer el camino.

ARCANO IX, EL ERMITAÑO

 

El Ermitaño, ese anciano que mira hacia el pasado, casi en penumbras.

Habla de esa persona mayor que lleva en sus espaldas ya encorvada, por el peso de sus experiencias, allí lleva toda su vida, todos sus aprendizajes.

Está encorvado de llevar esa “mochila” que todos llevamos adentro. Mochila que, a determinada altura de nuestra vida, pesa, y pesa mucho.

El busca luz, Luz que encontrará en el Arcano XIX, El Sol.

Por el momento este Arcano para encontrar un poco de claridad, sólo debe mirar hacia dentro, eso sí, con mucha paciencia.

Un anciano nunca va deprisa; él necesita mucha paciencia para poder pasar a esa otra etapa.

En la interpretación habla del paso de tiempo, habla de sabiduría y de aceptar cosas, aunque a veces no nos guste.

Esto es lo que hay, es un poco lo que pasa con el paso de los años, bendita gracia mirarme al espejo y verme cada día una arruga nueva, a nadie le gusta, ¿verdad? …pero esa arruga o esa cana nueva, habla no sólo de que estamos vivos, sino de que hemos vivido.

Por lo que sólo queda aceptarnos.

En la lectura, o interpretación, también indica que estamos buscando algo, puede ser una búsqueda espiritual.

Cuando las personas estamos un poco perdidas, es bueno tomarse un momento, reflexionar, descansar o consultar con un psicólogo, pero debemos hacer algo llegados a este punto.

Ese anciano también puede hablar de un maestro. Un maestro que puede estar dentro de nosotros mismos, y que muchas veces no escuchamos.

Desde el punto de vista negativo puede ser que demasiada lentitud, no nos deje avanzar. No hay que volar pero tampoco detenernos.

ARCANO XIX – EL SOL

El Sol, una excelente carta en el tarot.

Se ve a un niño cabalgando feliz sin preocupaciones con una gran bandera, de un color naranja muy vivo. Ese niño, no es más ni menos que nuestro propio niño interior. Un niño que se ha liberado, que deja lo malo detrás, y mira hacia adelante, con ganas de disfrutar.

El Sol necesita gente, necesita compartir, enseñar.

A veces es enseñarnos a nosotros mismos. Habla del amor, de pensar en los demás.

En una interpretación, el arcano El Sol habla de una buena época para hacer cosas.

Si hay planes, de los que sean, por ejemplo, de una relación, de un trabajo, de un viaje y sale el Sol esos planes confía en que van a salir.

Habla de energía, de fuerza, de buena salud, de una actitud positiva, es una carta que trasmite alegría con solo verla.

Tienen que ser muy malas las cartas de alrededor para que la lectura sea negativa. En negativo puede darnos una advertencia de: “no te vengas demasiado arriba, bájate un poquito”.

Arcanos Menores

 

 IX DE COPAS

 

El personaje de este arcano está muy cómodo, sentado, con los pies sobre la tierra, (esto último es muy importante).

¿De qué habla el IX de copas? Habla de la satisfacción, del orgullo, de que todo le ha salido bien en el camino que ha recorrido.

Como interpretación la veo como una carta de bienestar, (en el tarot Mítico este arcano se ve como la carta del deseo), es desear algo muy importante para la persona, que se puede convertir en realidad.

Evidentemente habla de un progreso, de un momento de disfrute y de placer en todos los aspectos; emocional, físico, material, sexual etcétera.

IX DE BASTOS

 

El este arcano, vemos a un hombre al que se le ve cansado, cansado de tanto luchar.

Ha puesto mucha energía, mucha voluntad y ahora siente que tiene que poner barreras.

Tiene una vara en la mano, con la que se sostiene (como el Ermitaño), y los 8 restantes están detrás de él; a modo de barrera entre el resto del mundo y él.

Esta carta no habla ni del pasado ni del futuro. Este arcano habla del presente; “pongo esas barreras para poder hacerle frente a nuevos retos”.

Él sabe que ya lo ha hecho, que ya ha luchado y que, aunque este cansado, puede volver a luchar y puede superar los retos que se le pongan en el camino. Pero está herido, tiene que parar un poco.

Si nos vamos a los que son las predicciones, este nueve de bastos habla de que la persona o situación (depende de lo que estemos preguntando y del lugar que ocupe la carta) está reservando la energía, porque inclusive sabe que en algún momento la puede necesitar (esto se ve muy bien en el tarot Ruso de San Petersburgo), en él se ve como las varas, o bastos, no están tan erguidos. Y aunque la persona los tiene cogidos y el hombre está vestido con ropas ricas, pero aun así la situación por la que estamos preguntando se puede tambalear. Que aún hay fuerza para volver a conseguirlo, pero todavía hay obstáculos para alcanzar por lo que estamos preguntando.

En resumen, es una carta, de que habla que se han conseguido avances, pero queda aún un camino, que no es rápido ni fácil, sobre todo porque hay cansancio.

IX DE ESPADAS

 

En este arcano vemos a una persona tapándose la cara con las manos, y aunque la manta que la cubre, es una manta rica, así como su cama, están esas nueve espadas de fondo como una losa.

Evidentemente esta carta habla de sus preocupaciones, habla también de las dificultades por las que ha pasado.

En una lectura, la interpreto como una situación que se vive con angustia, con tristeza, con preocupación. Lo ha pasado mal y ya no tiene muchas más fuerzas, ni demasiadas esperanzas.

Puede sentir que no tiene salida, que tanto esfuerzo no ha servido para nada. Evidentemente aún no ha encontrado al Sol, ese arcano XIX.

Es una carta donde la persona está llena de dudas, de temores, pero no es con el mundo material, con su economía (por su cama, sus ropas).

Estamos ante un problema anímico, emocional.

Lo ha pasado mal, y aunque todo parezca que está bien, en orden, sigue sintiendo miedo; posiblemente un miedo irreal.

Siempre explico el miedo, las inseguridades, son algo muy difícil de vencer.

Cuando sale esta carta, la persona o la situación por la que preguntamos, no está pasando por un buen momento, y seguramente necesita ayuda.

IX DE OROS

 

Otro arcano donde se ve la opulencia.

Aquí la riqueza se nota en esta mujer ricamente vestida, rodeada de las 9 monedas de oro.

Siente que tiene todo lo que necesitaba, que puede disfrutar de lo que tiene y que se lo ha ganado.

Ahora necesita su espacio, (un poco como el Ermitaño), pero en este caso es para disfrutar lo que tiene, de disfrutar de lo que siente.

En las predicciones hablo de una racha de buena suerte, de opulencia.

Con el tarot Mítico se ve a una familia, parece una familia bíblica. Por supuesto en este caso habla de la familia, de la fortuna, de las tradiciones.

También del deseo, y/o necesidad de echar raíces, de formar una familia, comprar una casa; hacer algo que de sentido a la vida.

Hasta la proxima entrega, mientras tanto a disfrutar, y recordar, que «hay dos caminos, y uno está en tus manos»

VirginiA

Tarotista-Astróloga
Consteladora Familiar
Facilitadora Registros Akáshicos