¿QUE ES UN PLANETA RETRÓGRADO?

 

 

PLANETAS RETRÓGRADOS

Hace ya unas semanas que a quienes nos interesa la astrología estamos hablando, leyendo y escuchando, hablar de la gran cantidad de planetas retrógrados que hay en este momento, de hecho, salvo Venus y Marte, este último por poco tiempo, todos están retrógrados.

Lo que pocos conocen que significa, y menos que representan o como nos puede afectar, que en definitiva es lo que nos interesa de verdad.

¿Qué significa¿, ¿Cómo me afecta??

A la respuesta de qué significa, tal como su nombre lo indica es que van retrogradando, o sea van “hacia atrás”.

¿Pero no es que nos enseñaron en el instituto que los planetas siempre se mueven hacia delante?, la respuesta es un rotundo SI, eso lo aprendimos en la clase de Astronomía.

Pero en la Astrología, somos así de chulos, podemos hablar de que los planetas van “hacia atrás”, o que van retrogradando.

La diferencia es que es una ilusión óptica, ya que los planetas NUNCA van realmente haca atrás, o lo que es lo mismo, nunca retrogradan de verdad.

¿Entonces porque se dice que retrogradanm si no lo hacen?

 

Aquí vamos a hacer un poco de historia.

Antiguamente, cuando los astrólogos miraban al cielo, y no sabían que la Tierra giraba alrededor del Sol, si no que pensaban que el Sol giraba alrededor de la Tierra, observaban que un planeta quedaba en un punto, no avanzaba, y que a los pocos días daba la sensación de que iba hacia atrás.

Hoy, sabiendo que es la Tierra la que gira alrededor del Sol, la explicación de esta “ilusión óptica”, es que como los planetas se mueven a diferentes velocidades, desde la Tierra podemos tener la sensación de que hay momentos en los que se paran.

Este efecto lo vemos cuando por ejemplo vamos en coche por la carretera.

Si viajamos en un coche, y pasamos a otro coche que va en la misma dirección, pero a menor velocidad, podemos tener la sensación de que el que va más lento está detenido o que va hacia atrás.

Con los planetas pasa igual.

 

¿Qué sucede cuando un planeta está retrógrado? Aquí suceden dos cosas.

 

Por un lado, podemos sentir que toda esa energía que mueve ese planeta está detenida, dependiendo de qué planeta, podemos sentir cierto malestar, ciertas dificultades (ya explicaré qué energía mueve cada planeta y cómo lo podemos sentir en una retrogradación).

También hay que reconocer que, en este proceso de retrogradación, hay dos momentos, el periodo retrógrado y el periodo estacionario.

Planeta estacionario

 

Es cuando el planeta se viene moviendo, se detiene, esto proceso puede tardar un par de días, o más, según el planeta, y luego empezar a retrogradar.

A este período se llama estacionario.

Luego ese planeta (y recuerdo todo es desde la perspectiva de la Tierra) da la sensación de que se mueve hacia atrás, y ahí estaría retrógrado.

Cuando el planeta acaba su período retrógrado se “detiene” nuevamente. Este es el segundo periodo estacionario para volver a hacer su camino directo.

¿Cómo se viven estas dos energías cuando se “estacionan” para comenzar la retrogradación?

En el primer período estacionario (o sea antes de comenzar a retrogradar, los temas que rige ese planeta se hacen más lentos, ya que es una preparación para el período de introspección a los que nos va a inducir cuando ya este retrógrado.

En el segundo período estacionario, que es antes de volver a su movimiento norma, habitual, o directo, aquí la introspección está llegando a su fin, y ya estamos preparados para, de alguna manera retomar los asuntos que el planeta en cuestión rige.

La retrogradación en sí, que es cuando el planeta nos da la sensación (si lo observamos en el cielo) que va hacia atrás, es un periodo de introspección.

Nos da la oportunidad de enmendar algo que no hicimos bien en el pasado. Para mi es como repetir el curso.

Como actúan los diferentes planetas:

  • Mercurio: Rige las comunicaciones, la razón, los viajes cortos, los estudios primarios. En estos temas puede haber dificultades, retrasos, mala comunicación, malos entendidos.

  • Venus: Rige las relaciones sociales, la estética, el amor; al estar retrógrado podemos discutir por temas sin sentido, puede haber indecisiones, dudas…

  • Marte es el planeta de la guerra, el de lucho por lo que quiero. Al estar retrógrado podemos perder la paciencia, podemos discutir por todo, estar más impacientes, querer tener la razón siempre.

  • Júpiter es el planeta que todo lo agranda, de la alegría, de la oportunidad. Al estar retrógrado puede traernos problemas en aquello que queramos mejorar.

Depende en qué signo lo tengamos. Si lo tenemos en la Casa II, que es la Casa de la economía, podemos tener problemas económicos.

  • Saturno es el planeta de la rigidez, de los compromisos. Al estar retrógrado, puede traer una avaricia desmedida, miedos más profundos, volvernos más egoístas y volvernos más negativos.

  • Urano es el planeta de los cambios radicales. Al estar retrógrado podemos estar más dispersos que de costumbre, va un poco como pollo sin cabeza. Puede traer malos entendidos, no estar a lo que tenemos que estar, inclusive ciertas “libertades”, que en otro momento no nos permitiríamos. Muchas veces está ligado a libertades sexuales.

  • Neptuno es un planeta que no nos deja ver las cosas con total claridad, genera un poco de confusión. Al estar retrógrado la fantasía se ve mucho más aguda y nos volvemos poco prácticos, tomamos una decisión por las emociones, no usamos la razón para nada y aquí podemos vivir en “los mundos de Yupi”. Me escapo de la realidad, no me quiero responsabilizar, huyo del sufrimiento.

  • Plutón es el planeta que saca todo a relucir, este no se guarda nada, ya sean grandes secretos, emociones que tenemos guardadas bajo siete llaves etcétera. Al estar retrógrado nos podemos volver más paranoicos, más pesimistas.

Esto es una explicación global, como ya comenté en un ejemplo anterior.

Si sabemos en qué Casa astrológica tenemos al planeta retrógrado, lo que vamos a tener que aprender es lo que esa Casa nos indique.

Puse de ejemplo de Mercurio en Casa II, problemas de comunicación posiblemente relacionados con nuestros bienes.

Si no conocemos nuestra Carta Natal, podemos decir que puede haber problemas de comunicación o tecnológicos cuando Mercurio está retrógrado, pero no sabemos en que área nos afecta. Es allí cuándo ínsito en la importancia de conocer nuestra carta, porque es una guía que nos va a servir toda la vida.

Espero que os haya quedado un poco más claro, y si no es así, me escriben que con mucho gusto os respondo.

Un abrazo, y hasta la semana que viene que seguiré compartiendo material, mientras tanto…Disfruta.

VirginiA

Tarotista-Astróloga
Consteladora Familiar
Facilitadora Registros Akáshicos

 “hay dos destinos, y uno está en nuestras manos”