¿Qué son los Registros Akashicos?

¿Qué son los Registros Akáshicos? Se puede decir que los Registros Akáshicos son el pasado, el presente y puede ser nuestro futuro. Ya que con la lectura traemos nuestro pasado al presente recordando el Karma que antes de nacer nuestra alma elegió resolver y trasmutar.

 

Registros Akashicos o libro de vida es dónde está guardada toda la información de nuestra Alma a través de todas las vidas que ha vivido. Contiene los sentimientos, intenciones, hechos que han ocurrido en algún momento en su historia.

 

Al consultar y entender nuestros Registros Akashicos aprendemos a curar aquellas experiencias del pasado, abriendo un abanico de nuevas posibilidades para el presente, creando la vida que deseamos para el futuro.

 

¿Qué nos aportan los Registros Akashicos?

Sin título

Los Registros Akashicos muestran nuestros patrones de conducta que influyen en nuestra vida y que vamos heredando vida tras vida y que nos afecta en nuestras relaciones, salud, sentimientos, en definitiva en la dificultad de conseguir nuestras metas o anhelos.

Conociéndolos tenemos las herramientas necesarias para liberarnos de esas ataduras y errores del pasado ya que podemos reflexionar sobre nuestras emociones y nuestra relación con nosotros mismos y con los demás. Ayudándonos a resolver viejos conflictos o temas pendientes. También nos ayuda a entendernos y a entender porque creamos nuestro presente dándonos el conocimiento y la posibilidad de cambiar aquellos aspectos que no nos gusten o nos hagan daño.

También nos permite descubrir virtudes y talentos que muchas veces desconocemos de nosotros mismos para desarrollarlas y aplicarlas en nuestra vida.

Al acceder a esta información de nuestros Registros podemos alcanzar la sanación Akashica que es la energía y dispensación del Karma. Sanando el Karma superamos las pautas negativas, los bloqueos y los traumas.

¿Qué tipo de preguntas hacerles a los Registros Akáshicos?

A los registros se le pueden hacer todo tipo de preguntas desde las más elevadas y espirituales a las más cotidianas y materiales. Principalmente nos recuerdan quienes somos, quienes hemos sido, cuales son nuestras trabas y hacia dónde vamos.

Yo principalmente recomiendo hacer preguntas que comiencen por: ¿Por qué?, ¿Cómo?, etc.

Las lecturas de los Registros Akáshicos se pueden hacer de forma presencial o a distancia, siempre de forma individual y la consulta ha de hacerse siempre preguntando por nuestros propios registros exclusivamente. Personalmente trabajo a distancia, ya que no sólo no tengo consulta presencial, sino que de esta forma puedo responderle a personas que vivan en cualquer parte del planeta, el único requisito es obviamente que hablen español, y sobre todo, porque abro mis registros en mi meditación de la primera hora de la mañana, que en mi caso es muy pronto, porque es la hora, que para mi, conecto no solo con más facilidad, sino con mas claridad, que es lo verdaderamente importante.

Las únicas personas que pueden abrir Registros Akáshicos, son los facilitadores de Registros Akashicos, con la autorización del consultante.

Los únicos dos requisitos es ser mayor de 18 años y querer liberarnos y vivir una vida plena, que es la que estamos destinados a vivir. Nadie elige venir a este mundo para sufrir.

 

Hasta la próxima semana…y no olvidéis que «hay dos destinos y uno, depende de nosotros mismos»

VirginiA