RITUAL DE LA ABUNDANCIA

 

 

RITUAL DE LA ABUNDANCIA

Desde que empecé a trabajar como tarotista, hace de esto ya más de 32 años, y hasta hace unos años, la pregunta estrella era sobre el AMOR, así, con mayúsculas. No es que hoy nos deje de interesar este tema, pero cada día cobra más importancia el tema del dinero.

Es por eso, que, aunque siempre digo que no soy una persona que conozca muchos rituales, porque es verdad; a lo largo de estos años, fui aprendiendo muchos, poniendo en práctica algunos, y obteniendo resultados de unos pocos (todo hay que decirlo).

Personalmente creo, porque lo he vivido en mi propia piel, que la mejor forma de que nos vaya bien en la vida es indispensable nuestra energía. Y en absoluto estoy hablando de brujería y esas cosas. No hablo bien, ni mal, de ese tema, directamente no me pronuncio.

Me refiero a la energía, a nuestras emociones, nuestros pensamientos, nuestro vocabulario, dicho de otra forma, como nos hablamos.

Quienes me conocen, saben que este es un tema que defiendo a capa y espada.

Eso no quiere decir que a esa energía que debemos tener para empezar a “enderezar” ciertos aspectos de nuestra vida, no le demos “un empujoncito”, y para eso están, entre otras cosas, los rituales.

El que te voy a dar, soy sincera, lo voy a hacer ahora por primera vez, pero una amiga, muy creíble para mí, lo lleva haciendo ella y su madre hace un tiempo, y mira, les va bien, mejor, que antes de hacerlo, ¿así que…porque no probarlo?

 

Este preámbulo es porque hay que tener claro, que, si hacemos un ritual, para ver “si toca la flauta”, no pierdas el tiempo. Hazlo, si realmente crees que te puede ayudar.  

Antes de “pasarte la receta”, de este ritual para la abundancia económica, es importante tener ciertos parámetros muy presentes y son los sentimientos que tenemos acerca del dinero y nos pueden perjudicar.

Por ejemplo, una de las cosas que nos pueden perjudicar es pensar, creer, que el dinero es algo sucio, que el dinero corrompe, que solo la gente mala tiene dinero, que ser pobre nos hace mejores personas, etcétera.

Evidentemente si tenemos ese concepto del dinero, que es un concepto negativo, nos va a ser muy difícil obtenerlo y/o mantenerlo.

Por lo tanto, la mejor manera de tener dinero y mantenerlo, es tener un pensamiento positivo acerca de él.

El dinero es una energía que no es ni buena ni mala, es buena o mala según como la usemos o lo que creamos de ella.

Ahora sí aclarado, vamos con lo que es el ritual.

 

Se realiza en el Cuarto Creciente o entre Cuarto Creciente y Gibosa,  https://www.tarotvirginialuque.com/las-ocho-fases-lunares/ que es el periodo posterior a los dos días y medio posterior a la Luna Creciente es la Luna Gibosa.

En este mes el día adecuado será el sábado 9 de julio.

Ya después mes a mes te iré comentando que días son los más propicios, ya que te anticipo, que en el mes de julio y agosto tengo pensado…y programado, habar de la Luna.

 

El ritual hay que hacerlo al mediodía (entre el mediodía y las 13 horas) porque es cuando la Luna se encuentra en la Casa II, la Casa de la abundancia.

Si no lo puedes hacer a esa hora, pues, sobre las 15.30, que la Luna está en la Casa VIII, que es la Casa de la transformación o si no ya sobre la medianoche, pero la mejor hora es la del mediodía.

¿Qué necesitas?

  • Un pequeño frasco de cristal con tapa.

  • Siete monedas de curso corriente (monedas que estén en circulación) o también se puedes usar billetes

  • Un lugar donde enterrar el frasco, puede ser una maceta si no tienes jardín.

Hay que hacerlo en el momento, no sirve dejarlo preparado.

Se ponen las siete monedas o los billetes en el frasco, se tapa y se entierra el frasco. Evidentemente tenemos que saber muy bien donde lo hemos enterrado porque lo vamos a tener que desenterrar el próximo mes.

El próximo mes, vamos a desenterrar este frasco, sacar esas siete monedas, dejarlas aparte,  lavamos  el frasco y volvemos a hacer el ritual con otras siete monedas.

Pero, ¿qué hacemos con esas siete monedas que desenterramos? Pues las tenemos que gastar y así cada mes.

Si por algún motivo te olvidas de la fecha, déjalo hasta la próxima fecha siguiente que corresponda.

¿Por qué hay qué gastar el dinero? Esto es algo que me costó mucho aprender, pero aprendí que cuanto más circule el dinero, más viene a mi. Cuanto más lo quiero retener más se me escapa.

Por eso en el momento de “desenterrar” las monedas nos lo gastamos, de esa manera le decimos al Universo, “puedo gastar, me lo puedo permitir” y así crear esta rueda infinita de el dinero lo gasto porque sé que va a venir más.

Aquí quiero aclarar algo importante que es el diezmo. Yo ya he hablado acerca del diezmo (donar el 10% de nuestros ingresos) que también es algo que aprendí en los cursos de Sanación Pránica, y es que es importante que también se cree un flujo de agradecimiento y de abundancia y el dinero viene multiplicado a nosotros. Eso que damos, vuelve multiplicado. Eso se puede hacer, pero NO con el dinero del ritual.

El dinero del ritual hay que gastarlo en nosotros. Podemos regalar todo el dinero que queramos, pero no el del ritual, ese hay que gastarlo en nosotros repito, y es más, personalmente me lo gastaré en algo que me de placer.

Hay rituales donde dicen (los que sois de Uruguay o Argentina lo vais a saber muy bien; el ritual del día 29 de comer gnocchi y dejar una moneda debajo del plato y esa moneda gastarla después en pan).

Yo hago el ritual del gnocchi y me lo gasto en pan, pero este no es el gasto…estoy repetitiva, lo sé, pero este dinero lo tenemos que gastar en algo que nos de placer, una prenda de ropa, una comida, una entrada al cine (podemos poner de nuestro bolsillo la diferencia, por supuesto)

Espero que te guste, sobre todo que te sirva, que te animes a hacerlo, y ya m e dirás los resultados…

Cómo dije este ritual me lo dio mi amiga Bea, que a su vez lo sacó de Lunalogia.

Un abrazo y hasta la semana que viene que seguiré compartiendo material, mientras tanto…Disfruta.

VirginiA

Tarotista-Astróloga
Consteladora Familiar
Facilitadora Registros Akáshicos

 “hay dos destinos, y uno está en nuestras manos”