¿SABES COMO INFLUYE LA LUNA EN NUESTRO DIA A DIA?

 

LA LUNA EN LOS SIGNOS – CÓMO INFLUYE EN NUESTRO DIA A DIA

 

Siempre le prestamos una especial atención (astrológicamente hablando) al Sol, y obviamente es importante, eso es indiscutible.

Pero no debemos dejar de lado a la influencia de la Luna.

De hecho, los que ya tenemos unos años, hemos escuchado a los abuelos hablar de la influencia de la Luna (sobre todos aquellos abuelos que han estado conectados con la naturaleza).

De esto último no voy a hablar, porque muy a mi pesar, del campo sé bien poco.

Pero si voy a hablar desde el punto de vista astrológico, que ese lo domino más ☺

Y lo voy a tratar desde dos puntos de vista bien diferenciados (por lo que hablaré de uno esta semana, y del otro el próximo miércoles)

El primero es la Luna desde el punto de vista de la posición que va teniendo día a día.

Me explico mejor.

La Luna cada dos días y medio aproximadamente va cambiando de signo. Por lo que pasa por la rueda zodiacal, o sea recorre los dice signos en un período de 28 a 30 días. El período o ciclo lunar.  

Además, que va haciendo otras cosas, una vez por semana, también aproximadamente va cambiando de fase (en realidad lo hace cada tres días y medio, lo explico mejor en: https://www.tarotvirginialuque.com/las-ocho-fases-lunares/

Además, en su recorrido diario hace diferentes aspectos con los planetas que se va encontrando. Esto último solo lo menciono, no voy a entrar en detalles, porque esto ya es para un curso de Astrología o de Lunalogia, y no es el sentido de este post.

El movimiento de la Luna desde este punto de vista nos afecta a todos. (ya la Luna en su posición natal, o sea en que planeta estaba en el momento de nuestro nacimiento, evidentemente nos afectará a cada uno según la posición que tenga en nuestra Carta Natal)

Hoy como dije, voy a hablar de la influencia de la Luna en su recorrido, cada dos días y medio por los diferentes signos y cómo nos va repercutiendo a nosotros.

 LUNA EN ARIES

 

Aries es un signo de fuego y cuando la Luna está aquí, está mucho más fuerte. Nos sentimos más osados, más motivados.

Es un buen momento (también hay que saber en qué fase está la Luna, eso es muy importante) para alcanzar nuestras metas, sobre todo aquellas que nos pueden costar un poco más.

No es el mejor momento de tener una conversación conciliadora por ejemplo o difícil, ya que como dije está en un signo de fuego y puede ser que esa conversación conciliadora acaba en una batalla campal, que no es el plan.

 LUNA EN TAURO

Tauro es un signo “disfrutón” y, por lo tanto, cuando la Luna está en este signo es un buen momento para reunirnos con amigos y disfrutar de una buena comida, hacernos un tratamiento estético, lo que si no es el mejor momento para hacer un cambio. Es un momento para disfrutar.

 LUNA EN GÉMINIS

Géminis es el planeta de la comunicación y del comercio.

Por lo que en este momento podemos estar mucho más conversadores, sobre todo con nuestro entorno más cercano, hermanos, vecinos, amigos.

Cuando estamos más activos en las redes sociales, también es un buen momento para estudiar, para hacer un examen.

No es un buen momento para tomar una decisión importante porque aquí hay un cúmulo de ideas y si decidimos algo, es cuando después nos cuestionamos: ¿y su hubiera elegido la otra opción? Puede quedarnos la duda.

 LUNA EN CÁNCER

 

Aquí la Luna está en su signo, ya que es la regente del signo de Cáncer, (es el único signo al que rige)

Cáncer representa el hogar, por lo tanto, cuando la Luna está aquí lo que más nos apetece es quedarnos en casa o rodearnos de nuestros afectos más cercanos, lo que consideramos nuestra familia. Por lo tanto, es un buen momento para hacer planes en casa.

Lo que no es bueno por ejemplo es ir a un evento social o para tocar temas que pueden ser dolorosos.

 LUNA EN LEO

Otro signo de fuego. Cuando la Luna está en este signo, lo que tenemos que hacer es actuar como actúan los Leo. Expresarnos, comunicarnos con los demás, de alguna manera sobresalir en un grupo.

Este es un momento donde nos exponemos públicamente más, aquí la gente está más activa, publica más en redes sociales, etc.

También hay más movimiento en los lugares de encuentro como puede ser una discoteca, un pub.

Es un buen momento también para celebraciones, para reuniones, para lanzar un proyecto, para darle vida.

Podemos aprovechar esta energía si nos tenemos que hacer una sesión fotográfica, para presentar o para estrenar una obra de arte.

 LUNA EN VIRGO

Virgo, el signo del orden, de la meticulosidad. Cuando la Luna está en este signo, podemos estar más “hacendosos” en casa. Podemos querer limpiar, organizar armarios, organizar la agenda, planificar hábitos sanos (recordad que Virgo representa el trabajo y la salud en la astrología)

Es un buen momento si tenemos que ir al médico o hacer cualquier cambio que ayuden a nuestra salud (cambio de alimentación, rutina deportiva)

No es el mejor momento para reuniones, sobre todo reuniones comerciales.

 

 

 LUNA EN LIBRA

Libra que siempre tiene ese afán de hacer sentir bien a los demás, con la Luna en este signo es eso lo que queremos encontrar. Estar más por los demás.

A Libra le rige Venus por lo que al igual que a Tauro, es un buen momento para comenzar algún tipo de tratamiento estético u para organizar algún tipo de reunión.

Con la Luna en Virgo, tal vez no nos apetezca tanto (como a Tauro) organizar una reunión en torno a la comida; pero una reunión con amigos sí.

También es un buen momento (recordar que el símbolo de Libra es una báscula de la justicia) para llegar a algún acuerdo legal o tener una conversación que pueda ser un poco difícil.

Libra siempre buscará el equilibro por o que intentará que la sangre no llegue al río.

 LUNA EN ESCORPIO

 

Escorpio, que de por sí es un signo muy intenso, rige la Casa VIII, hace que esta Luna le dé “luz” a algo que no la tiene.

Tiene el poder de sacar a la luz algo que podamos querer esconder, algo que caracteriza al signo de Escorpio.

También en este signo, del que se dice que es el mejor amante del zodiaco, la Luna hace que estemos más sensuales, más eróticos. Por lo tanto, es ideal para una noche especial y también para una conversación muy sincera y para cualquier tipo de terapia, (todas estas actividades, sacan a relucir cosas que no siempre mostramos)

También es un momento de muchísima intuición ya que todo es más intenso.

 LUNA EN SAGITARIO

Otro signo de fuego, pero en este caso es aventurero, por lo que la Luna en Sagitario lo que podemos hacer es el mejor momento si queremos planear un viaje, también un curso, ya que Sagitario rige también los estudios superiores.

 LUNA EN CAPRICORNIO 

Capricornio, tan serio él, no porque sí lo rige Saturno y con la Luna en este signo lo que queremos es preocuparnos por todos los trámites legales o burocráticos que tenemos pendientes, deudas, hacienda, los bancos.

Por lo tanto, es un buen momento para hacer planes sobre todo a largo plazo. Inversiones, por ejemplo.

Evidentemente no lo es para hablar de algún tema emocional.

 LUNA EN ACUARIO

Cuando la Luna está en este signo estamos mucho más abiertos a todo, a los cambios que se nos presenten.

Acuario se caracteriza por ser un signo vanguardista, un signo muy abierto, por lo tanto, todo lo nuevo se acepta mejor.

Esta es una Luna en la que si tenemos que decir algo que pensamos que puede levantar ampollas en el otro, con esta Luna es un buen momento para hacerlo. O sea, para tratar cualquier tema difícil. No es un buen momento para comprometerse.

 LUNA EN PISCIS.

Aquí sucede algo muy similar con lo que ha sucedido con Escorpio.

En este signo de agua, la Luna nos vuelve más intuitivos, más románticos, más sensibles (que no sexuales, ya que esa es una característica de Escorpio).

Es un buen momento para los creativos, para los artistas.

Lo que sí no es un buen momento para crear un plan concreto, para eso tenemos a Capricornio.

Un abrazo, y hasta la semana que viene que seguiré compartiendo material, mientras tanto…Disfruta.

 

VirginiA

Tarotista-Astróloga
Consteladora Familiar
Facilitadora Registros Akáshicos

 “hay dos destinos, y uno está en nuestras manos”